Volver

¿Cómo funciona el algoritmo de Instagram?

DIFUSIÓN
Rate this item
(0 votes)

Descubre por qué tu marca está perdiendo fuelle en Instagram desde que llegó su famoso algoritmo

 

El primer paso para ganar es conocer bien las reglas del juego. En Instagram también.

¿Por qué tu empresa ha dejado de ganar seguidores? ¿Por qué tus publicaciones parecen ser cada vez más invisibles?

Tus seguidores ya no ven su feed de fotografías de forma cronológica. Ahora un algoritmo impone su ley.

Él decide qué ven tus clientes, cuándo y en qué orden, así que más vale saber muy bien cómo funciona, lo que le gusta y lo que le molesta. Sólo así podrás mantenerle contento para que trate a tu marca con cariño.

 

¿Cómo funciona el algoritmo de Instagram?

 

Depende de cientos de variables y los responsables de esta red son herméticos al respecto. Pero nos han dado algunas pistas.

En teoría, su misión es que el usuario vea cuanto antes lo que realmente le interesa y, sobre todo, que no se pierda publicaciones de sus familiares y amigos.

Esto significa que si gestionas una cuenta de empresa el algoritmo te va a dar mucho trabajo. De esto ya te habrás dado cuenta, ¿verdad?

 

Primera regla: rapidez de reacción

 

 

 

Resulta que cuando una marca publica una fotografía, el algoritmo se la enseña a una pequeña muestra de seguidores. Es una prueba. Quiere saber cómo reaccionan para decidir qué hace con esa publicación.

Y no tiene mucha paciencia. Si ese público reacciona de inmediato, estás de suerte. Si no, puedes ir haciéndote a la idea de que va a condenarte a la invisibilidad.

Así que ya no basta con tener 500 ‘likes’ a lo largo de un día. Valen más 200 en 15 minutos.

Pero, ¿cómo van a reaccionar rápido ante nuestra publicación si el usuario ve 50 fotos antes de la nuestra? Presta atención al siguiente punto.

 

Segunda regla: el género

 

 

Instagram es capaz de saber de qué va cada foto. Gastronomía, viajes, deporte… Vigila cientos de parámetros para descubrirlo y tener todo el contenido catalogado.

De este modo, sabe qué tipo de contenido le gusta a cada usuario e intenta mostrárselo cuanto antes.

Esto significa que vas a tener que investigar qué le gusta a tu audiencia.

Si vendes zapatillas deportivas y compruebas que tus seguidores siguen muchas cuentas relacionadas con el deporte, estás de suerte. Pero mira un poco más.

Quizá descubras que también le gusta ver recetas de comida sana. O frases motivadoras. ¿Si incluyes esos otros géneros para ganar afinidad con tu audiencia?

 

Tercera regla: relaciones personales

 

 

Esto va a complicarte la vida bastante. Lo comentábamos antes: una de las prioridades de Instagram es que los usuarios nunca se pierdan una publicación de sus familiares y amigos personales.

Malas noticias. Esto relega a cualquier cuenta de empresa.

¿Tendrá también algo que ver que Instagram quiere ganar anunciantes? Es muy probable.

Pero de lo que no hay duda es de que utiliza los datos de Facebook para saber quién es tu cuñado, tu compañero de clase y quién es una marca tratando de vender productos. 

¿Sospechas ahora por qué tu marca ha perdido ‘engagement’ desde que llegó el algoritmo?

 

Es difícil superar esta barrera, pero sí puedes situarte por delante de otras marcas.

 

Cuando Instagram ve que alguien te dirige un mensaje directo o trata de encontrarte a través del buscador, entiende que existe una relación más estrecha.

Despliega todas tus armas para conseguir esa reacción en tus seguidores.

 

Cuarta regla: tiempo de atención

 

 

Este algoritmo se fija en todo. También en el tiempo que dedican tus seguidores a ver tu publicación. ¿Lo ven de pasada o paran el scroll?

Tienes que conseguir llamar la atención para que se detengan en tu publicación y puestos a jugar nuestras armas, ¿si publicamos vídeos? Eso animará a nuestros seguidores a quedarse a mirar, ¿verdad?

El algoritmo vigila cientos de parámetros, pero éstos son sus cuatro pilares. Ahora que los conocemos podemos pensar cómo jugar nuestras cartas.

 

¿Quieres alguna pista?

 

5 tips para sobrevivir al algoritmo

 

  • Estudia cuál es la mejor hora para publicar. Elige el momento en el que tus seguidores son más activos.
  • Publica vídeos para captar su atención durante más tiempo.
  • Aprovecha los textos para hacer preguntas. Quizá así consigas más comentarios y el algoritmo entenderá que despiertas interés entre tu audiencia.
  • Utiliza Instagram Stories. Ahí no hay ‘likes’. Los usuarios sólo pueden reaccionar con mensajes directos. Y habíamos dicho que esos mensajes son para Instagram un indicador de relaciones personales, ¿verdad?
  • Crea tu contenido pensando en tu cliente y no en tu marca. Trata de amoldarte a sus gustos para convencer al algoritmo de que tus fotos le interesan. Si no, nunca te verán.

 

Nadie dijo que fuera a ser fácil, pero ahora sabemos por dónde empezar.

Más de 500 millones de personas utilizan Instagram. Son posibles clientes.

Y eso es un buen motivo para tratar de hacer buenas migas con su algoritmo, ¿no crees?

 

Read 3773 times Last modified on Lunes, 22 Mayo 2017 12:12

Más artículos